Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 julio 2013 4 04 /07 /julio /2013 11:41
    

 
     
 0--3668819_1-00-1-.jpg  Todos los días  presento al Señor a Siria y Afganistán, junto a todos los pueblos que están en guerra. Pero no tenía ni idea de cuantos países habría padeciendo este mal.
   Hoy, he empezado a buscar en Internet, tomando conciencia de lo atroz de tanta locura y de las consecuencias tan nefastas y horripilantes,   me he quedado consternada,  agobiada, como si oprimiera mi interior una tremenda losa. Al encontrarme con los niños soldados.
     Amnistía Internacional confirma 300.000 niños soldados, usados en 86 países,  (el 30% niñas,  (esclavizadas sexualmente en los campos militares) Estos niños de  7, 8, 9….  años, (la mayoría adolescentes)  son secuestrados por gentes sin piedad de las guerrillas, grupos paramilitares y narcotraficantes. Dejándolos sin dignidad, al robarles  toda  sus derechos humanos,  su infancia, la seguridad de  la protección, atención y cariño de sus padres, la convivencia con los vecinos de sus  pueblos  y compañeros.
   Estos santuarios violados, sin respeto ni amor por la maldad brutal  del hombre, aislados de lo que ha si sido su mundo, son vejados: explotados, sometidos, forzados, golpeados, asesinados (si intentan escapar) en conflictos bélicos.   Siendo  víctimas de todo tipo de abusos, los sacrifican empleándolos como cargadores, mensajeros, espías, cocineros, criados, guardias, guardaespaldas, esclavos sexuales, se les obliga,  a usar armas automáticas, a ser terroristas suicidas, y detectores humanos de minas antipersonas (se les ha hecho correr delante de los soldados para limpiar campos de minas).
     Lo alejan de la realidad   con la droga y el alcohol, carecen de miedo,  dejan de ser consciente del peligro, enfureciéndose de tal manera que quieren destruirlo todo, obligados a presenciar o a cometer atrocidades( asesinatos, violaciones), se hacen niños deshumanizados, crueles,  Sus vidas pasan a ser la violencia,  sus juguetes las armas, los peligros, asesinatos y una  fría obsesión por la muerte, son parte del juego,(se les llama “maquinas asesinas”)  rompiéndose  sus sentimientos,  enferman   física y psíquicamente,   quedando dañadas sus mentes y sus corazones,   sin ética, ni moral, no distinguen lo que es correcto. Lo bueno de lo malo.
      Para endurecerlos a estos niños rotos, amenazados de muerte se les obligan abominablemente a matar a sus amigos y familiares, matan para no morir y ellos mismos, terminan  raptando, reclutando y matando a su propio pueblo.
 
       300.000 mil niños soldados igual a 300.000 mil crímenes contra la humanidad
 
                                                                 ¡Sí a la vida!                     
 
 
   He encontrado un corto en clave de humor, no por ello menos descriptivo, de lo espeluznante, salvaje y atroz de lo que somos capaces de hacer los hombres en guerras, y el testimonio de un niño soldado. Suluku, de Sierra Leona, rehabilitado en un centro dirigido por el religioso javeriano Chema Caballero, editor de la narración. Ambas  merecen la pena.

Compartir este post

Repost 0
Published by Botellas a la mar - en nueva alianza
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces