Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 agosto 2013 6 24 /08 /agosto /2013 21:22

                                images-1--copia-1.jpg

 S. Bartolomé – Natanael -hijo de la profecía, don de Dios- patrono de los carniceros y curtidores, Apóstol que proclamó “Tú eres el Hijo de Dios, Tú eres el Rey de Israel” con su confesión nos muestra la Gloria de Dios bajada del cielo, que es Jesús. A él le debemos que dijera el Señor: “Dichosos aquellos que sin ver crean”.

  Querido Antonio, hijo importantísimo y amado de Dios, no te puedes imaginar cuanto vales, cuanto has costado tienes el precio de toda una creación para ti, de tener a todo un Dios Único y verdadero pendiente de ti, enamorado de ti, su obra perfecta. Para ti, se encarnó Jesús, vivió padeció, murió y resucitó. Todo lo que tiene te lo ha dado: su Padre, su Madre, sus amigos, su Iglesia, los Sacramentos, su Palabra su Corazón, su compañía. No te falta nada, sólo que lo mires y tú también te enamores de Él, que descanses en El, que te dejes curar las heridas de tu alma, con el bálsamo de su amor. No vivas en la angustia, sino en el abandono y la alegría, del encuentro con el Hijo de Dios, El rey del universo, igual que hizo Bartolomé. Así lo pido para ti.

  Al salir al paseo mañanero, unos muchachos, de dieciocho o veinte años, han arrojado a la entrada de la casa algo a mis pies, les he llamado la atención y se han encarado hasta el punto de bajarse uno de ellos los pantalones y enseñarme el trasero, al recriminarlos me han insultado reiterativamente, poniéndome verde.

  Después he visitado a María, -religiosa- está pasando unos días de descanso con la familia y me cuenta lo mal que está, - no hace falta que lo diga porque chorrea tristeza y desgana por todos los poros- Con crisis de fe, sin saber qué es lo que quiere, tirando del pellejo, mal viviendo día tras día.

  El padre de Manolo ha muerto repentinamente. Su familia sufre.

  Esto, es sólo algo, de lo que he vivido desde ayer tarde-noche se lo he presentado al Señor, y se lo he consagrado, convencida de su amor y de su misericordia, uniéndome a las dificultades y situaciones de cada persona, llena de agradecimiento a Dios por haberme permitido rozar sus vidas, sus almas sus corazones y con la esperanza de poder contribuir aunque sea un poquito, al bienestar de ellos. Os pido oraciones para cada uno. Dios os lo pagará.

 

                                                             ¡Sí, a la vida!   Bebe-37[1]

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Botellas a la mar
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces