Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 octubre 2013 1 07 /10 /octubre /2013 22:15

                                                                                        imagesCA8Q11UE.jpg
   Nuestra Señora del Rosario. A Santo Domingo de Guzmán fundador de la Orden de predicadores, conocidos como “dominicos” se le atribuye el rezo sencillo y precioso de orar por medio del Santo Rosario. Si nos recogemos y paladeamos los misterio, cada silaba del avemaría, si nuestra oración es sincera llega al Señor, se hace contemplación, al abrirse el corazón y el alma a la gracia de Dios, en este estar ante su presencia, nos hacemos consciente de nuestra pequeñez y de su grandeza.

  El Rosario y la Palabra son nuestras armas de Paz. Cuando somos conscientes de que estamos en la presencia del Señor, el amor que El chorrea no lo desperdiciamos con los parapetos de la cegueras de nuestros pecados, sino que somos empapados e impregnados por todo lo que es Dios, el Dios con nosotros.

  Ayudémonos a nosotros y al mundo con la oración que no es otra cosa que el dejarnos santificar.

  Todos los planes que hagamos en nuestra vida deben de ser desde el Espíritu del Señor que obra como quiere, obedecer a Dios siempre es beneficioso para nosotros porque su voluntad es santa, perfecta, misericordiosa llenándonos de seguridad y amor, mientras la nuestra, es ciega y vacilante por no saber lo que nos conviene El siempre está, escucha y atiende al afligido cuando pedimos auxilio. Nunca debemos apartarnos de su camino ni dejar su presencia, no debemos huir del Señor. Nuestra salvación está en convertirnos y en tener calma, nuestra fuerza está en confiar y en estar tranquilos, el Señor espera para apiadarse, aguarda para compadecerse porque es un Dios recto, sus designios son de paz y no de aflicción.

  En la segunda lectura del oficio divino, San Bernardo dice: “los designios de Dios de paz se convierten en obra de paz. La Palabra ha puesto su morada por la fe en nuestros corazones, en nuestra memoria, en nuestros pensamientos en nuestra imaginación. Él que era incomprensible e inaccesible y superior a todo pensamiento humano, ahora, ha querido ser comprendido, visto accesible a nuestra inteligencia al hacerse Dios Hombre, en la meditación el pensamiento va a Dios, llega a Dios. Esta meditación es sabiduría, y la prudencia consiste; en ir saboreando en la memoria la dulzura que la vara sacerdotal infundió, tan abundantemente en estos frutos."

  La ley de Dios es del ley del Amor, guardemos su Palabra en el corazón como María para que fructifique y se haga vida, haciéndonos tratar a nuestro prójimo con misericordia, queriéndolos como hermanos nuestros.

 

 

 

                                                                             ¡Sí, a la vida!   Bebe%20(135)[1]

Compartir este post

Repost 0
Published by Botellas a la mar
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces