Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 noviembre 2013 4 21 /11 /noviembre /2013 21:25

                                 20120101-1-.jpg 

  La Presentación de la Virgen al Templo, es fiesta desde el siglo VI. La que iba a ser y ya era Templo vivo, perfecto en humildad y amor, la que era la gloria de Jerusalén, la alegría de Israel por acoger la Divinidad de Dios, su Gloria excelsa y suprema, cumple con lo ritos judíos, presentándose y entrando en el templo. Pidámosle que nos coja de su mano para presentarnos y ofrecernos al Señor. ¡Nuestra gloria!

   ¡Felicidades Ecuador! Hoy es la fiesta de la Patrona de los ecuatorianos, Nuestra Señora del Quinche. La Virgen os guarde, os proteja, os bendiga y os acompañe siempre. ¡Bendiciones!

   Si los malos gobernantes no dejaran ni un solo creyente en la tierra sería para nada. Dios se basta a sí mismo para dar y poner la fe en el corazón y el alma del hombre. A esta fe dada por El no se puede renunciar, es más fuerte que la muerte. El resultado sería que surgirían hombres nuevos, con la misma fe en Dios nuestro Señor, el Creador; y los nuevos creyentes continuarían muriendo, dando la vida por vivir en derecho y justicia en honor al mandato de Dios por amor a Él.

   Jerusalén ciudad del Templo de Dios, ciudad de paz envuelta siglos tras siglos en conflictos y guerras, dónde no fue recibido ni acogido el Rey de la paz,  no conocieron al Enviado, al Hijo de la Promesa. ¿Cómo hubiese sido la historia de Israel si hubieran conocido y amado a Jesús, cómo el Hijo de Dios que era y es?, ¿cómo habría sido la liberación de Israel? Sin Jesús no es posible la seguridad ni la paz.

   No podemos hablar de su Palabra profanándola por no estar alimentados y sostenidos por ella. No podemos hablar del amor de Dios, de su amor sin adorarlo, haciendo fraternidad, Iglesia con los hermanos. El vive en nosotros y con nosotros, y precisamente no es mudo habla por los cuatro costados en las escrituras; ni es invisible, se deja ver y tocar en la Eucaristía. Tenemos el problema de quererlo palpar todo con los sentidos del cuerpo sin tener el corazón puro y terminamos por atrofiar los del alma que es con los que hay que acercarse al Señor que está en nosotros. Imitemos a la siempre presente y ofrecida al Señor, a ¡María!, siendo templos vivos para el Dios siempre Vivo para que no llore por su Iglesia, acojamos al que es ¡Nuestra gloría!

 

 

 

 

                                                          ¡Sí, a la vida!     Bebe%20(161)[1] 

Compartir este post

Repost 0
Published by Botellas a la mar
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces