Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 noviembre 2013 5 29 /11 /noviembre /2013 21:54

                                                                                       stock-photo-save-the-world-let-s-do-what-impossibl-copia-1.jpg

   Santo de hoy Saturnino de Tolosa. Beatos Alfredo Simón, Dionisio de la Natividad, Redentor de la Cruz, María Magdalena de la Encarnación, Bernardo Francisco de Hoyos.

   Hoy comienza la novena a la Inmaculada Concepción.

   Los dramas de la vida no pueden nublar todo lo que tenemos en Cristo. El mal, no nos puede quitar la alegría del encuentro en la comida de su Cuerpo y en la bebida de su Sangre del Dios de “estaré con vosotros hasta el fin del mundo”. De la tribulación de la muerte resplandeció la gloria de Dios, por lo que nada nos puede quitar la serenidad de la esperanza ante la Resurrección de nuestro Jesucristo.

   Muchas veces me pregunto: ¿Cómo será el encuentro de los poderosos de este mundo, los que se hicieron dueños de las vidas de millones de personas, menospreciándolas como si de rastrojo se tratara, al ver al Dios del universo, ante la presencia del Sol de Justicia? ¿Cómo se quedaría Pilatos y Hitler? ¿Cómo me voy a quedar yo? Creo que perplejos será poco, la presencia del Señor con todo su poder tiene que ser tremenda.

   No soy valiente sino cobarde, todo me da miedo, pero mi fe, me hace salir de mis cobardías haciéndome osada bajo la mano blanda del Padre; no tengo grandes capacidades, ni poseo grandes valores que sobresalgan, pero mi escasa brillantez se agudiza por la espada de doble filo de su Palabra; soy impaciente, enfadona, egoistona, pero todo esto se templa por el fuego de su Espíritu. Sí, creo realmente que el Reino de Dios está cerca, está entre nosotros, en medio de nosotros, en nosotros. El Reino y el Dueño del Reino, que veremos cara a cara lo veo ya en fe, viviéndolo por la unión del Espíritu, gustándolo al sentirme amada. El mismo que me dejará perpleja por su grandiosidad, vive en mi insignificancia y pequeñez.

   No confió en mí hacer sino en el suyo, Qué toda yo sea masa blanda en sus manos, porque mis desesperanzas El, las viste de esperanza, mis fracasos con sus triunfos,   mis obscuridades son iluminadas con su luz,  mi muerte con su Resurrección, mis maldades con sus bondades.

   No desgastarme en lo que no va a perdurar, trabajar únicamente para el amor, no cansarme en lo que no merece la pena, no separarme del amor de Cristo, dejarme amar, modelar y santificar por su amor. Todo lo negativo, feo y malo de la existencia ya ha sido vencido por Jesús, simplemente, permanecer en su amor.

   El está involucrado en mi historia, hasta la raíz de mi vida, en mi salvación, es la esperanza de todo el mal de mi existencia, siendo más el bien que hay en la tierra que el mal, porque todo el mal junto, no es más, que el bien de Jesús, el Hijo de Dios.

   ¡Ensalzadlo con himnos por los siglos! Sus palabras no dejarán de cumplirse, el futuro está ya con nosotros, el cielo en la tierra, la promesa realizada.

                                                         ¡Sí, a la esperanza!     imageCA6772TZ.gif

Compartir este post

Repost 0
Published by Botellas a la mar
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces